Borrador dia 5

Día 5º.

Primer domingo

Hoy es domingo y eso quiere decir día libre. Aquí sólo descansan un día a la semana; aunque esté todo lleno de gente siempre es porque Tokio tiene tanta gente que por eso están acostumbrados a las colas y a vivir en comunas como panales de abeja, a pesar de que ellos sean super individualistas.

El domingo una cosa curiosa es en el parque de Shibuya, por la parte de Harajuku, en una zona donde se suelen reunir las típicas Lolitas o Góticas pasando por las Sugar Babys y mil estilos de vida. Muchos las llaman Cosplays, pero a mi eso no me parece correcto porque el cosplay es para representar un personaje Anime/manga/game y éstas son representar su estilo, pero eso puede ser un debate muy amplio para afrontarlo hoy.

Pues en dirección allí voy en tren, que es más largo el camino pero hay menos transbordos y se va más relajado. Nada más llegar a la estación apareces en la calle Omotesando. Es una calle muy muy neoyorkina, con los edificios de diseñadores famosos para marcas muy famosas. Pero mejor la dejamos para luego y nos vamos al puente de acceso al parque del templo. La verdad, al ser día 3 siguen con la celebración de fin de año y por lo tanto hoy allí nada. Está lleno de policías impidiendo que la gente se quede quieta y así fluya la corriente de gente que se dirige al templo. Por lo tanto, no veré muchas tribus urbanas hoy.

Me dirijo a la calle Takeshita Dori (dori es calle), que está a la izquierda dejando el parque a la espalda y es fácil de ver porque en la entrada todos están sacando fotos al gentío que circula por una calle muy muy estrecha. Esta calle es como el típico mercadillo de fin de semana, pero las tiendas están instaladas siempre. Es donde se puede comprar desde un gorro o un traje de comunión para tu perro hasta un traje de colegiala de todos los colores y tamaños. Vamos, que los complementos más raros que se te ocurran ya están inventados.

Una cosa a tener en cuenta en Japón: siempre ponen en la puerta a alguien gritando las ofertas y maravillas de su tienda. Un poco como el gitano promocionando sus bragas pero en voz más chillona y con una ropa que impresiona mucho más. Todo entre gritos de niñas, una marea de gente que no para de comer crepes rellenos de los dulces más dulces del mundo o la novedad de ahora: patatas dulces (chocolates y nata) o saladas. Yo compré unas patatas con especias y una Pepsi de melón.

Vamos, que un divertido caos en el que puedes ver todos los estilos de vida de vestir que nunca llegarás a imaginarte.

Cuando terminas la callecita de tiendas de Takeshita puedes ver la super calle de Omotesando que, como en todas partes, sigue estando llena de gente, pero si te gusta la arquitectura verás cómo los diseñadores aquí se lo curran para que no les pongan encima de su tienda ningún cartel de publicidad o una tienda de un producto que les quite el prestigio. Tened en cuenta que es un país en el que aprovechan para poner las tiendas en todas partes y la publicidad en todas las esquinas.

La verdad es que a mi las tiendas de lujo y sus marcas me parecen absurdas, no me interesan. Por lo tanto me fijé más en la arquitectura y aproveché para comer en los puestos de comida en la calle que creo que están por el fin de año. No se si estarán siempre, la verdad.

Pues nada, a por el tren y bajo 2 paradas antes para descubrir Akihabara.

Voy a echar un vistazo sólo porque es enorme y es tarde ya. Pues nada, a salir de la estación del tren y seguir el cartel del pueblo tecnológico. Veo un edificio de SEGA que es una gran sala de máquinas enorme que, por cierto, es la mas económica que he visto; en vez de ¥200 la partida son ¥100 y eso quiere decir jugar el doble por el mismo precio. Luego, callejeando, no vi ninguna tienda así como estamos acostumbrados de videojuegos sólo. Están llenas de productos de anime manga y juegos, las más parecidas. Aparte que no venden las cosas ordenadas como nosotros por compañía y máquina. Lo venden mezclado todo por promoción. Por lo tanto, puedes encontrar en cualquier zona juegos de todas las consolas dependiendo de la promoción y en qué consolas salga ese juego.

Luego tienes la calle llena de productos electrónicos, pero eso al final es vender todo el rato lo mismo a diferente precios. Si buscas una tarjeta de memoria o un móvil tienes mil precios que mirar, pero al ser tiendas tan pequeñas y saturadas es difícil. Luego tienes a las chicas promocionando anime o restaurantes-café de chicas vestidas de las fantasías más ocultas de cualquiera, o de chicos o de robos, los famosos mechas de Gundan, que es un restaurante muy muy conocido.

Vi también un sex shop de 4 plantas del que me gustaría comentar más poco a poco, porque tiene miga el tema.

Yo me perdí entre tanto neon y tanta tienda. Pregunté si en algún sitio me reparaban la pantalla del móvil, pero fue casi imposible y por fin encontré Potato, la tienda de 3 plantas de juegos clásicos; que, por cierto, la 3ª es una sala de máquinas clásicas muy interesante. El resto, como que no conseguía la Famicom original(Vamos la Nintendo Entertainment System japonesa) y eso no me gustó nada :(

Luego miré en el Hard-Off, que no tenía gran cosa, como leí, que era un gran bazar desordenado pero de desordenado nada todos los ordenadores consolas etc.. estaban muy bien ordenados. Éste estaba muy ordenado y a precios muy exagerados; por lo tanto, me temo que de eso tengo que buscar mucho más.

Me di un paseo extra, pero en dirección al metro, así descubro dónde está la estación del metro en Akihabara, que estaba bastante separada de la estación del tren que es donde he venido yo.

Un pensamiento sobre “Borrador dia 5”

  1. Kakoiii
    Nos vimos hoy en una tienda de juegos y streetpass lol saludos

    Pa k kieres saber eso jaja saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *